Inicio Riesgos tecnológicos Mejor prevenir que lamentar un hackeo

Mejor prevenir que lamentar un hackeo

200
0

La prevención y las mejoras en la seguridad de los sistemas que se ejecutan tanto en las empresas del sector público como privada deberían descansar en la privacidad cibernética de todos los datos, es decir, datos ligados a nuestros recursos económicos e información personal, sin embargo, en estos momentos solo se realiza el anonimato de muy pocos datos, poniendo en riesgo demasiados de ellos.

Uno de los lugares en donde podemos llevar a cabo mejoras es en cuanto a la cantidad de pagos realizados con tarjetas en internet, ya que estos se han triplicado en los últimos años por todo el mundo. La prevención puede ser enfocada en este tema a medida que aumenta el uso de internet, también lo hace el uso de dispositivos inteligentes, informática móvil sofisticada y los datos biométricos, aumentando las preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad, por lo que aquí es donde tendrán que concentrar esfuerzos las compañías de seguridad informática.

En las mismas mejoras y prevenciones tienen que existir reglas para compartir datos, por ejemplo, deben ser transparentes, incentivar a todas las partes a adherirse a ellas y garantizar la protección de la privacidad.

Algunos gobiernos buscan abordar problemas relacionados con regulación en materia de protección de datos, esta regulación se ha implementado desde el 2018 en algunos países. Eso y otros esfuerzos legales se producen cuando las personas no solo pagan más con tarjeta en los sitios web, sino que también pagan cada vez más a través de sus dispositivos móviles o dispositivos conectados a la red, los cuales contienen información personal.

Los desafíos relacionados giran en torno a la transmisión de datos personales que estos tienen consigo, como la información que se relaciona al manejo de los recursos económicos, la recopilación de datos que prácticamente se llevan de una manera más constante por las empresas.

El porcentaje de todos los usuarios de teléfonos inteligentes que realizan un pago móvil de proximidad, donde el pago con un teléfono se realiza en un terminal de la tienda, alcanza ya un poco más del 50% de los usuarios que tienen uno.

Actualmente, existe una compensación entre la privacidad que se brinda a las personas y la información relacionada que se pone a disposición de los investigadores; sin embargo, simplemente eliminar atributos personales de un conjunto de datos, por ejemplo, no proteger adecuadamente la privacidad puede ser los más riesgos en reputación y situación económica de las compañías, gobiernos y usuarios.

Ya se han publicado estudios relativos en la utilización de datos financieros relacionados con millones de personas, para demostrar que el simple uso de cuatro datos anónimos era suficiente para identificar el 90% de los individuos en el conjunto, es decir, la información de millones personas puede ser descifrada a través de destapar el de unas cuantas personas.

El robo de datos es cada vez más común en los ataques de los Hackers, casos que ya hemos mencionado como el robo de información de usuarios de Yahoo y de Equifax, vinculados con el descuido en la privacidad individual.

Las mejoras y prevenciones deben ser en el manejo de los grandes datos, desarrollando métodos de reducción cuantificable del riesgo de re-identificación tanto a nivel comercial como gubernamental. El tema como usuarios finales, es que debemos de proteger nuestros datos personales, teniendo cuidado en la forma en la que compartimos los mismos, peor como empresas debemos de proteger tanto nuestros datos privados como los de cada uno de nuestros clientes y colaboradores, implementando soluciones que nos den la certidumbre de que estamos protegidos y seguros en cuanto a perdidas y ataques.