Inicio Temas principales E-Commerce

E-Commerce

216
0

La evolución tecnológica que se presenta en la actualidad, en su mayoría, es gracias al encumbramiento de la globalización que se tiene a través de la comunicación de cada vez más compañías interesadas en ser parte de la economía digital por medio del comercio electrónico.

Como bien se tiene entendido en el comercio electrónico las transacciones monetarias se dan de una forma más eficaz, sin embargo, también propician que las empresas cuenten con una mejor logística y comunicación para la conexión de clientes y proveedores.

El e-commerce es una herramienta que ya se es parte de la vida cotidiana de muchos países y personas, sin embargo, en cuestión de fraudes, regulación e implementación queda mucho camino por recorrer para garantizar la seguridad de los usuarios y empresas.

Los comercios electrónicos se han incorporado principalmente en el sector de retail como un apoyo para las empresas, mejorando y facilitando diversos tipos de transacciones para los usuarios, introduciendo un mayor número de bienes que poder adquirir a través de dichas plataformas y viéndose beneficiadas por el aumento de sus ventas.

Parte del crecimiento del uso de esta herramienta, viene de la mano de la expansión de las conexiones de alta velocidad y del robustecimiento de los niveles de seguridad de las transacciones y requerimientos para las Instituciones, los cuales explicamos el mes pasado.

Independientemente de cada uno de los países, han surgido compañías que totalmente se dedican al e-commerce, ya que su modelo de negocio a si se planteó desde un inicio, dentro de estas compañías podemos ver a Booking, eBay, Alibaba, o el indiscutible líder: Amazon, empresas que son las plataformas más grandes del mundo digital.

Existen otras compañías dedicadas al turismo y que tienen relevancia en el mercado latinoamericano, pero todas estas compañías se han impuesto gracias a las conexiones móviles, y la expansión del internet por el desarrollo de infraestructura tecnológica. Lo anterior nos puede indicar hacia donde deben dirigirse las políticas de los gobiernos para promover la difusión del comercio electrónico.

En el otro lado del espectro, se encuentran los consumidores, los cuales han sido favorecidos con el acceso ampliado a la información y mayor disposición de compra y ahorro de tiempo, que es donde radica el éxito de esta modalidad de comercio.

Entre estos participantes mencionados, se puede particularizar en uno, que son las pequeñas y medianas empresas, las cuales son beneficiadas al tener un mejor acceso a los mercados, ya que no se necesita tener una cantidad de personas e infraestructura que les de presencia y visibilidad física, pues a través del comercio electrónico tienen la posibilidad de comercializar sus productos online.

A pesar de esto las medianas y pequeñas empresas tienen algunas dificultades para vender de forma electrónica sus productos, ya que requieren de inversión en tecnologías de la información y la contratación de un personal calificado para la gestión de estas modalidades en materia de TI.

Otro inconveniente se puede ver reflejado en el precio final, donde las grandes compañías les es más fácil disminuir sus costos, viciando y dominando el mercado a su favor, mientras tanto las medianas y pequeñas empresas enfrentan costos más altos, principalmente por su volumen de venta.

Una forma de que consideramos podemos mejorar la anterior situación, es que los gobiernos y las compañías trabajen en conjunto, con el fin de tener una economía digital inclusiva, la cual permita el acceso a empresas de todos los tamaños y paralelamente se trabaje en una regulación que haga que las compañías a cumplir estándares que le proporcionen al usuario comodidad, confianza y seguridad al ejecutar su transacción.