Inicio Temas principales Sustentabilidad y Tecnología

Sustentabilidad y Tecnología

271
0

Para este mes, tomaremos un tema que se ha convertido en un par de puntos de suma importancia a nivel global tanto para la población como para las empresas en general, y es que el cuidado ambiental y la responsabilidad social, nos han empujado a involucrarnos en la sustentabilidad si siquiera darnos cuenta.

Así mismo, la tecnología ha impulsado a tener una mayor conciencia acerca de las acciones que se llevan a cabo en el mundo diariamente, a través de la gran cantidad de información que circula y las mejoras en la construcción de los dispositivos, disminuimos cierto impactos negativos, sin embargo, al tratarse de sustentabilidad, estos impactos negativos no solo repercuten en factores ambientales, sino que también afectan a una sociedad con una creciente desigualdad que se puede ver afectada entre otra cosas a una carencia permanente de agua limpia u otros recursos necesarios para subsistir.

En la actualidad para contrarrestar el daño medio ambiental causado, existen objetivos para el desarrollo e innovación sustentable, los cuales son planteados por las Organización de las Naciones Unidas y el Acuerdo de París, en donde se plantea abordar los desafíos del cambio climático, así como el cambio en la forma en que las sociedades consumen, producen, demandan y ofertan productos y servicios, así como en su forma de operación.

Como panorama general lo anterior describe la situación y los medios actuales para neutralizar los efectos negativos; ahora toquemos un tema más específico, la sustentabilidad tecnológica, esta se puede ver manifestada mayormente en Innovación responsable.

La tecnología en estos tiempos evoluciona apresuradamente y crea un riesgo de reacción, la Cuarta Revolución Industrial apoya y trae consigo enormes oportunidades de innovación, pero a su vez puede traer grandes riesgos como por ejemplo: la desigualdad social, en donde gracias a esta evolución tecnológica se apoya y se suma a la inclusión financiera de personas que no tenían acceso a medios electrónico-financieros.

Por el otro lado, esta nueva herramienta también provoca que a medida que las herramientas tecnológicas incrementan, aumente el reemplaza de los trabajo manuales por medios electrónicos y automatizados, así mismo, también existe un aumento de la brecha digital que genera una separación de aquellos con acceso a internet respecto con aquellos que no tienen acceso a este.

Todo lo anterior puede sonarnos en ocasiones malo o bueno, depende desde que lado lo veamos, sin embargo, lo que se busca es que exista el mayor equilibrio en todas las áreas, por lo que se plantea un desarrollo tecnológico sustentable, en donde los principios viajen mediante una innovación más responsable y con la cualidad de poder adaptarse más rápidamente a las circunstancias cambiantes.

Una de las realidades es que la sustentabilidad está impulsada por el propósito, la asociación y la rendición de cuentas, a fin de desarrollar soluciones que permitan a las personas tradicionalmente excluidas a participar en la economía y mantener en el largo plazo un servicio de calidad, perdurable y sin impactos negativos al medio ambiente.

La sustentabilidad puede verse como el proceso de aplicar nuevas soluciones a problemas globales, mejorando y generando modelos de negocio, productos y servicios que respondan de manera más efectiva a las necesidades insatisfechas en el medio ambiente. De forma general podemos afirmar que la sustentabilidad puede hacer que los avances tecnológicos tengan una mayor innovación organizacional, aumentando la productividad de los recursos, obteniendo una mayor cantidad de valor de un solo recurso, generando un nuevo valor económico para el presente y el futuro. Lo anterior realmente puede generar un cambio positivo de forma circular ante el cambio climático.